Publicado en: Mie, Feb 22nd, 2017

Refuerza Trump deportación de indocumentados

Share This
Tags
N-A52-EU220217-1_Drupal Main Image.var_1487745224
Washington.— El gobierno de Donald Trump dio ayer luz verde a las deportaciones inmediatas con la divulgación de dos memorándums en los que se amplía el espectro de personas que pueden ser expulsadas y se oficializa la contratación de más de 15 mil agentes de seguridad en la frontera.
Se detalla que se pondrá a discusión la ayuda que recibe México en asistencia para el control de fronteras y seguridad y se abre la puerta a que EU expulse a territorio mexicano a cualquier indocumentado que trate de entrar en su territorio mientras se realizan las audiencias migratorias o de petición de asilo correspondiente. Hasta ahora, la espera se hacía en centros de detención de EU.

Las nuevas directrices, firmadas por el secretario de Seguridad Nacional (DHS), John Kelly, son la aplicación práctica de los decretos ordenados por Trump hace casi un mes, e implican un cambio radical con respecto a la política de Barack Obama.

Hasta ahora, sólo los inmigrantes indocumentados condenados por delitos graves estaban en la mira de la Patrulla Fronteriza; con Trump se multiplican. Cualquiera con un historial policial, aunque sea menor, será sujeto a la deportación, así como aquellos que “abusen” del sistema de bienestar público de EU o quienes, a juicio de los agentes policiales, puedan suponer una “amenaza para la seguridad nacional” del país.

La Casa Blanca rechaza que se esté poniendo en marcha la máquina de deportación que Trump prometió en campaña. Cuestionado al respecto, el vocero Sean Spicer respondió tajante: “No”. Explicó que “la orden garantiza” que se cumpla la ley con “el millón de personas o algo así cuyos casos han sido decididos, que el ICE [la autoridad migratoria] prioriza”, y que se “cree un sistema de priorización, que garantiza que tengamos un sistema de modo que proteja a este país”. No detalló que con la nueva administración el concepto “criminal” es mucho más amplio e incluye delitos menores como multas de tránsito o, sin ir más lejos, el hecho de estar sin papeles en EU.

Con esto, los más de 11.1 millones de indocumentados se convierten, de facto, en objetivo de deportación.

 


Comentarios