Publicado en: Mie, Feb 14th, 2018

Gobernador de Colima remueve a procurador y titular de la SSP

Share This
Tags

Ante la falta de resultados en materia de seguridad, el gobernador de Colima, Ignacio Peralta Sánchez, removió al procurador de Justicia José Guadalupe Franco Escobar y el secretario de Seguridad Pública, Francisco Javier Castaño.

Ambos funcionarios tenían más de un año en sus cargos.

El martes, el reconocido empresario y promotor de la cultura en la entidad, Ricardo Uribe, fue asesinado a plena luz del día tras resistirse a un asalto cuando salía de una institución bancaria en la capital del estado.

Peralta Sánchez designó a Gabriel Verduzco Rodríguez como encargado del despacho de la Procuraduría General de Justicia del Estado y a Hugo Vázquez Colorado como secretario de Seguridad Pública.

En el acto llevado a cabo en la Sala Juntas de Casa de Gobierno, les pidió que trabajen al máximo de su tiempo y capacidades por la seguridad de Colima.

El encargado de despacho de la PGJ, Gabriel Verduzco, se desempeñaba como secretario Ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública.

En tanto, el nuevo secretario de Seguridad Pública, Hugo Vázquez Colorado se venía desempeñando como subsecretario de Prevención del Delito y Participación Ciudadana de la mencionada dependencia.

Aumentan 34.5% los homicidios

La Procuraduría General de Justicia de Colima reportó que enero cerró con 70 homicidios dolosos.

De acuerdo con información del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, la entidad cerró el año con 817 homicidios, colocándola como la más violenta del país.

En su momento, el entonces procurador Franco Escobar dijo que en el caso del homicidio doloso, de acuerdo a los indicadores que maneja el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, los homicidios por cada 100 mil habitantes hacen que Colima aparezca en el primer lugar, pero eso se derivada de la poca población que hay en la entidad.

Durante 2016, Colima cerró con 607 víctimas dolosas, mientras que durante 2017, el número de asesinatos dolosos se incrementó a 817 homicidios, lo que representó un incremento del 34.59 por ciento de homicidios dolosos el año anterior.

De acuerdo a las cifras presentadas por el procurador, en materia de homicidios dolosos, los municipios más violentos son Manzanillo, Tecomán y Colima.

Dijo que durante 2016 en Manzanillo se cometieron 180 homicidios, mientras que en 2017, se incrementó a 290; en Tecomán, en 2016 se registraron 193 homicidios; en el año pasado se incrementó a 241; y en el municipio de Colima, durante 2016, hubo 121 homicidios dolosos y en 2017 se incrementó a 129 casos.

FDROSSI


Comentarios